Marketing Efectivo: El Diseño web convertidor

diseño web convertidor

Hay muchos clientes empresariales que desean incrementar el tráfico de su sitio web porque tienen la idea que atrayendo más clientes potenciales sus ventas aumentarán como un efecto reflejo de este mayor tráfico.

Lo que no han tomado en cuenta es que, a pesar de contar con un plan de marketing con un perfil prometedor, este perderá su valor si el diseño del sitio web no está enfocado correctamente en la conversión, es decir, en transformar a esos clientes potenciales que llegaron a la web, en clientes efectivos que adquieran un producto o servicio.

Podemos inundar de tráfico nuestro sitio web o aplicación pero, sin el diseño adecuado que convierta, nuestra web no será otra cosa que una coladera de ventas.

Te explicamos aquí tres motivos por los que deberías concentrarte en el diseño convertidor para que tu marketing sea efectivo:

1. La estética es el “sexapil” de tu aplicación o sito web

Si no contamos con un diseño atractivo y cómodo para nuestro sitio web o nuestra aplicación, hemos de estar seguros que nuestra tasa de rebote va a estar elevada, los visitantes van a quedarse poco tiempo navegando y van a irse rápidamente, tendremos menos “me gusta” y compartición por los servicios de redes sociales, menos popularidad y por ello menos posibles patrocinadores.

A pesar que hayamos definido un estilo para nuestra marca, debemos mantenernos a la par con las tendencias en el diseño web ya que, aunque nos cueste admitirlo, la moda es la moda, y la esencia de la moda es la popularidad. Por ello debemos estar a la vanguardia en afinar nuestro diseño, sin perder la esencia de nuestro estilo, con las nuevas tendencias del diseño web.

2. La gente no va a compartir o engancharse con tu producto si no están entusiasmados por lo visual

Esta en nuestra naturaleza elegir las cosas que son agradables a nuestra vista, “todo entra por los ojos”. ¿Por qué crees que arreglamos y redecoramos nuestra sala o contratamos a un jardinero? Todo esto también sucede cuando adquirimos nuestra ropa, un automóvil, un smartphone, un objeto de arte o un corte de pelo.

La apariencia agradable de una cosa, alcanzada por medio de un cierto diseño, juega un papel decisivo al momento de elegir esa cosa, y que al elegirla la persona, forma parte de su estilo y su propia apariencia.

Se ha dicho que “la gente no compra productos, compran una mejor versión de ellos mismos”

El diseño, si bien dice mucho acerca de la marca, dice mucho acerca de los clientes que la utilizan. Si logramos hacer que nuestro diseño diga algo excelente, nuestros clientes estarán felices de compartir eso que es excelente porque eso los muestra como algo excelente y como personas que saben elegir bien.

Podríamos adaptar un refrán conocido y aplicarlo aquí: “dime de quién compartes y te diré quién eres”

3. Por último, la gente que no se convierte, no compra

Si el diseñador no toma en cuenta la perspectiva empresarial y de ventas, y se encierra cada vez más en un enfoque sólo de diseño, tampoco se alcanzarán las metas finales. No importa cuán bello sea el diseño, si no se han analizado y definido claramente los objetivos del negocio y la conversión, el diseño será un saco roto.

De igual modo, si la empresa, mediante su marketing, se encierra en una visión limitada de un proyecto determinado (una aplicación o sitio web) y no escucha la perspectiva del diseñador, entonces tampoco podrá alcanzar eficientemente sus metas de negocio.

La empresa y el diseñador deben encontrar el punto común mediante el cual, el diseño sea el tobogán por el que resbala un cliente, tan rápido como abra la puerta del interés, y que lo conduzca hacia los brazos del producto o servicio.

Diseño y marketing, un matrimonio

Como en toda pareja casada, la relación debe siempre mantenerse en constante supervisión y reajuste porque podría correr el riesgo de irse al tacho.

Estas son algunas recomendaciones cuando se aborde el tema del diseño y marketing

  • No te encierres en tu visión del proyecto, retroaliméntate del diseñador.
  • Enfoca el diseño en la venta, en la conversión, en el objetivo final. Contrata diseñadores que apunten a lo mismo.
  • Alinéate a las tendencias actuales de diseño basándote en la esencia del estilo de tu negocio.
  • Piensa en cómo la gente va a responder a cada interacción y busca que la gente esté emocionada de compartir tu producto.

El “contenido atractivo” debe comenzar con nuestra misma aplicación web, nuestro propio sitio web, nuestro producto. Hacerlo interesante, hacerlo emocionante, hacer que el diseño cautive junto a las imágenes y texto.

Todo el esfuerzo puesto en desarrollar un atractivo diseño convertidor hará que valga la pena cualquier esfuerzo de marketing y que seas más propenso a alcanzar el éxito.

¿Llega mucha gente a tu tienda pero todos salen rápido y sin bolsas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *