3 formas de estropear un diseño web

publicado por AQP hosting y dominios el 10 Junio, 2015

malograr diseño web

Muchos clientes y creadores de sitios novatos, no conocen que en el entorno del desarrollo web, el desarrollo backend y el diseño UX son disciplinas diferentes para el diseño web en sí mismo, lo que hace que piensen que el diseñador sea el que todo lo sabe.

Vamos aquí a ayudarte mostrándote algunos de los errores más comunes que vemos en UX y algunos consejos para ayudarle a evitarlos. En cada título verás lo que no se debe hacer. Y seguidamente te ofreceremos recomendaciones para evitar pensar así, porque estamos seguros que nadie quiere estropear un diseño web intencionalmente.

1. Diseña para ti y no para los usuarios.

Sucede en algunos momentos, y en los primeros pasos como diseñador, que surge nuestro Picasso cuando se trabaja en un campo creativo y tendemos a argumentar su validez con experiencias propias.

Debemos recordar que el único objetivo es ayudar al usuario a crear una experiencia inolvidable en el proceso. Claro que no siempre es fácil separar tus deseos de las necesidades del usuario y tienes un sentido casi paternal sobre tus creaciones pero, hay que asegurarse de que la responsabilidad es sobre los usuarios y no sobre qué tan conforme te encuentras tú.

Por ejemplo, si estas elaborando un sitio para amantes de hacer parrilladas, los colores, imágenes y video de introducción deben crear una sensación de ambiente al aire libre, quizás agregando una voz en off masculina. Puedes utilizar un control deslizante para reproducir la emoción de ir destapando una parrilla para revelar la carne ahumada. Lógicamente todo esto crea confianza y, sin duda, es atractivo para el público masculino.

Siguiendo con el ejemplo, puedes apelar al poder de la narrativa y la presentación del producto en el contexto de un viaje de campamento entre un grupo de amigos. Evita los trucos de diseño, haciendo que las animaciones y video duren el tiempo suficiente para captar su interés, para luego usar ilustraciones que explican cómo utilizar realmente la parrilla.

Debes buscar que la experiencia sea visualmente enriquecida pero enfocada aún en el contenido, sin olvidar además que debe ser consistente a través de todos los dispositivos.

Toma en consideración estos tips:

  • Siempre ponerse en los zapatos de los usuarios en todas las etapas del proceso de diseño.
  • Crear recorridos de usuario para trazar cómo el sitio será utilizado por diferentes tipos de usuarios.
  • Trabajar sobre personajes comprador para entender mejor cómo los diferentes grupos de usuarios navegan el sitio web y lo que quieren de la web y la empresa.
  • Identificar los aspectos difíciles de la interfaz de usuario, creando esquemas iniciales de aquellas partes para que se ajusten con las prácticas UX, tales como el mapeo de usuarios y los recorridos.
  • Poner a prueba el producto en todos los dispositivos del mundo como sea posible. Si el proyecto es grande, llevar a cabo una investigación de campo con los usuarios.
  • Llevar a cabo las pruebas A/B para probar diversos elementos de diseño como los colores, botones, texto, imágenes, etc.

2.  UX con UI son lo mismo!!!

La confusión de la UI con UX es un muy común, probablemente debido al renovado interés que hemos visto en las dos disciplinas. No es de extrañar, ya que las abreviaturas son similares y esto es suficiente para confundir a algunas personas que no están familiarizados con las disciplinas en primera instancia.

La otra razón es que las dos están, por supuesto, relacionadas. UI tiene que ver con la forma en que el usuario interactúa con la interfaz del sitio, que es, naturalmente, una parte de la experiencia general del usuario. Pero mientras que UI tiene que ver con qué botones presionar y dónde ir después, UX se refiere a cómo el diseño general crea sensaciones en el usuario.

En pocas palabras, el objetivo del diseño de la interfaz de usuario es crear eficientes interfaces atractivas que ayuden a crear una buena experiencia general del usuario.

Las pruebas de usabilidad aseguran que uno permanece centrado en la experiencia global cuando se diseña la interfaz. Antes de siquiera tocar tu editor de imágenes, conoce a tus usuarios: sus miedos, sus metas, sus deseos, comportamientos y ambiciones. Sólo porque tienes una hermosa interfaz no significa que vaya a funcionar bien y sólo porque tienes una interfaz funcional no significa que a la gente le vaya a encantar.

Cuando se trata del diseño UX o UI, iniciar con el contenido primero. Después de algunas investigaciones iniciales sobre de usuario, crear un mapa interactivo del sitio para navegar a través de sus páginas, es decir, crear un prototipo comenzando con un mapa del sitio para que se pueda medir el flujo global de la experiencia.

Al trabajar con el contenido antes que la esquematización, se prioriza el diseño adecuadamente de: la estructura de contenido, el diseño de interacción y el diseño visual. Este proceso tiene sentido ya que el contenido es la base de todo el diseño, que es de lo que realmente, al final, los usuarios se preocupan. En segundo lugar, dándole vueltas a las interacciones a través de prototipos de baja o media fidelidad, ayuda a controlar mejor el flujo a través de dicho contenido. Luego, en tercer lugar, y por lo general de forma simultánea, se pule el diseño visual para que la experiencia se sienta tan acogedora como sea posible (teniendo en cuenta que la vista es nuestro sentido más fuerte).

3. Aburre a tus usuarios solicitando información una y otra vez.

Los usuarios son perezosos. Cuantos más formularios se agreguen, los usuarios se sentirán menos motivados. La idea es crear una experiencia sin fricción posible.

Un estudio llevado a cabo, hace unos años y sobre escenarios imaginarios, realmente probó la teoría de que demasiados campos desalientan a los usuarios a suscribirse. La prueba comparó un formulario de 11 campos contra uno de sólo 4.

Encontraron que las suscripciones con el formulario más corto superaron a la del formulario más largo en un 140%. Además, el número de conversiones aumentó considerablemente con el uso de la forma más abreviada en casi un 120%. El estudio también encontró que los campos retirados no tenían ningún impacto en la calidad de las conversiones.

Para llegar al número correcto de campos que se requiere, debe estudiarse a los usuarios y definir con exactitud todos los datos, suficientes y necesarios, que se requieren de ellos. Al no haber un número mágico para la cantidad de campos, hay un motivo suficiente para utilizar las pruebas A/B sobre los campos del formulario.

Recomendaciones Adicionales

Mantenlo complicado

El diseño minimalista y plano son tan populares porque tiran al tacho todo lo que no ayuda directamente a los usuarios a engancharse con el contenido. Adoptar una filosofía de diseño de contenido primero y luego poner en práctica el afinamiento en base a un enfoque de sustracción.

Navegación difícil y confusa

Asegurarse de que existe suficiente espacio entre los elementos enlace para que no invadan el espacio de otros y se navegue por error. Diseñar cada página como si fuera la primera experiencia del usuario con el sitio. Una mentalidad de “navegante perdido” asegura que el sitio siempre proporcione una orientación clara (ubicación actual del usuario), así como una navegación sencilla (el siguiente paso en la navegación).

Pasa por alto estos Trucos psicológicos

Todo el diseño se basa en la psicología. Su diseño debe fomentar la confianza, inspirar emociones y más, así que leer sobre temas como la psicología del color, de la personalidad en el diseño y el arte de la seducción del diseño de interacción.

Hay muchas cosas que considerar y factores sobre los que debes trabajar. Es normal que en el proceso de aprendizaje cometas errores. En caso que dudes mucho y te encasilles en un problema, pregúntate lo que el usuario haría y, a continuación, trabaja lentamente la reformulación en base a los objetivos del negocio. Los objetivos del negocio podrían decidir el destino, pero las necesidades del usuario siempre deben dirigir la nave.


Escribe un comentario