4 pasos para optimizar al máximo una página de destino para móviles

página de destino para móviles

Todos sabemos que la navegación de un usuario hoy es distinta a la de antes.

Hace algunos años, podíamos esperar a que la página que queríamos ver se demore incluso un minuto.

No habían muchas páginas y era importante acceder a esa información.

Hoy los teléfonos son pequeñas computadoras y el usuario al acceder a internet a ellas se ha vuelto muy exquisito y poco paciente.

Osea, que si queremos vender o queremos que nos dejen sus datos, necesitamos que nuestro sitio web y la página de destino para móviles, se anticipe a los requerimientos de ese usuario.

Veamos cómo lo podemos hacer

1. Sin rodeos y al grano

Tienes una cantidad de tiempo ridículamente limitada para llamar la atención de un usuario de móvil.

Por lo tanto, es imperativo colocar el mensaje más relevante frente a ellos lo más rápido posible.

Esto se vuelve aún más importante con los dispositivos móviles, donde el espacio es limitado debido a las restricciones de tamaño de los dispositivos.

Si un usuario no queda cautivado por lo que ve en la pantalla, se moverá rápidamente.

Asegúrese de que se priorice la información más importante para que los visitantes puedan encontrarla rápidamente.

2. Colocación y duración del contenido

De nuevo, el tamaño de la pantalla es crucial.

La cantidad de elementos que tiene para captar la atención de un usuario o dirigirlos hacia lo que le gustaría que miraran se minimiza significativamente en los dispositivos móviles en comparación con el escritorio.

Si hay un llamado a la acción notable que está tratando de atraer al usuario para que interactúe, entonces es absolutamente crítico colocarlo en algún lugar donde se pueda ver, sin desplazarse, en un teléfono inteligente.

También debido a las restricciones de tamaño, es importante pensar cuánto contenido se muestra.

Sobrecargar una página de destino móvil con grandes bloques de texto puede potencialmente causar estragos en las tasas de clics.

El contenido debe estar claramente organizado de una manera que el usuario pueda entender fácilmente, y debe llegar hacia la carne de ese contenido.

Los gráficos también pueden ayudar a guiar a los usuarios a esto, en lugar de grandes trozos de texto que no son tan adecuados para tamaños de pantalla más pequeños.

3. Navegación fácil de usar

La navegación debería ser esencialmente intuitiva.

Si un usuario no puede encontrar fácilmente la navegación principal para llegar de un lugar a otro en su dispositivo, tiene muchas más posibilidades de rebotar.

Un enlace a la página de inicio y otros botones importantes deben ser fácilmente visibles y accesibles.

Ten en cuenta, sin embargo, que en las páginas de destino desea limitar la cantidad de opciones de navegación que tiene un usuario para dirigirlas a la acción deseada que desea que tomen.

4. Escalable a través de múltiples tipos de dispositivos

Hay cientos de tipos de dispositivos por ahí: Apple, Android y Windows, entre otros.

Todos tienen varias restricciones de tamaño y especificaciones.

Crear una página de aterrizaje móvil que funcione en todos estos puede ser un desafío.

Esa es una de las razones por las que es particularmente importante tener un sitio web responsivo que pueda mostrar la página con precisión en varios dispositivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *