¿A punto de rediseñar tu web? Anticípate a estos problemas

problemas rediseño web

Probablemente estás sintiendo que tu sitio web necesita un rediseño. Es probable que durante muchos años conserves en ella, la apariencia desde cuando se fundó tu empresa. Si ese es tu caso y hasta el día de hoy, sigues presentando tu información, lo que eres de la misma forma que hace algunos años atrás, adelante con rediseño.

Pero hay ciertos criterios que uno necesita saber al momento de decidir rediseñar y ciertas señales que han sido tratadas en artículos anteriores. Así que a manera de repaso veloz, diremos que si tu sitio web debe rediseñarse si no se adapta a los diferentes tamaños o resoluciones de pantalla, si tu sitio web aún conserva esa vieja apariencia de los ’90s o si descubres que las visitas a tu sitio web no te aportan correos electrónicos de potenciales clientes o directamente las ventas que deseas.

Por eso este post vamos a destacar algunos aspectos que son importantes considerar para anticiparse a un posible rediseño web que ya estés pensando hacer.

Los siguientes aspectos pueden ser problemas cuando deseas realizar un rediseño a tu sitio web:

1. El contenido

Es posible que debas cambiar el contenido de las secciones de tu sitio web al mismo tiempo que decides cambiar el diseño y es que el contenido está redactado para el diseño actual que tiene. El contenido comunica probablemente la misma seriedad que tu diseño, pero si tú quieres realizar un cambio a tu imagen corporativa y hacerla más fresca, obviamente tu contenido y la forma como está redactado también debe comunicar lo mismo. La visión de la empresa debe estar plasmado tanto en el diseño como en la forma que te comunicas actualmente.

2. Las conversiones

En un hipotético caso en el que tu sitio web actual esté logrando conversiones, realizar un rediseño puede afectar a esos resultados, por lo que antes de realizar un rediseño sería bueno hacer una prueba AB para comparar el nuevo rediseño y el antiguo, respecto a las conversiones.

3. Redirecciones URL

También es probable que algunas secciones cambien de nombre (contacto / contactarnos) y con ello la URL. Ten en cuenta esto al momento de realizar un rediseño web porque si las URL cambian afectará a tu posicionamiento web.

4. El objetivo de tu sitio web

Todos queremos tener un sitio web fantástico pero recuerda que ese no es el objetivo de un sitio web. Un sitio web es un medio para alcanzar un objetivo. El ser fantástico no es de ninguna manera un objetivo ni debes obsesionarte con ello. Tener en cuenta este enfoque, es realizar un rediseño correctamente.

5. Céntrate en los usuarios

Como lo habíamos visto, la mayoría de quienes deciden rediseñar un sitio web adquieren un enfoque equivocado. Desean obtener un resultado basado en un concepto de lo que ellos piensan que va a quedar bien y lo que tú necesitas no es pensar como dueño de la empresa, sino como tus clientes. Es decir, cómo el nuevo diseño va a ayudar a tus usuarios a sentirse cómodos con la renovada página.

Recuerde que el objetivo de hacer un sitio web es hacer más fácil para la gente comprar, registrarse o realizar consultas de interés acerca de tus productos o servicios.

Conclusiones

También recuerda que hoy un sitio web tiene que tener un diseño sensible y además tiene que tener una carga rápida. Asegúrate que todos los permalinks estén en su sitio y  compara el rendimiento a través de un test AB entre tu sitio web actual y el nuevo que estás pensando implementar

¿Cuál ha sido tu experiencia cuando rediseñaste tu sitio web?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *