Procedimientos y criterios para pruebas de usabilidad web

publicado por AQP hosting y dominios el 23 Enero, 2015

criterios usabilidad

Lo que intentamos darte en este post es un panorama sobre algunas consideraciones especiales que deberían tomarse cuando se llevan a cabo pruebas de usabilidad para un sitio web. Así, es necesario tener en cuenta algunos indicadores específicos para los protocolos de sitios web y los criterios bajo los que se llevan a cabo las pruebas.

Para setiembre del 2014 existían más de mil millones de sitios web en la nube, lo que hace que los principios de usabilidad para un sitio web cobren aún mayor importancia respecto a otra clase de productos porque hay  tantas páginas web similares que simplemente el navegante desecha rápidamente la primera que visita si no es práctica para él.

Procedimiento para pruebas de usabilidad de sitios web en funcionamiento

A pesar que Internet puede ser usado por casi cualquier persona es necesario plantearse expectativas por adelantado para que las pruebas a ejecutarse se lleven a cabo en el nivel apropiado de competencia técnica.

  1. Aliente a los usuarios a comportarse naturalmente.

En busca de que los sitios web funcionen para cualquier forma en que sean usados por el visitante, ya sea para casos comunes como límites, si aplicamos tareas de composición abierta, obtendremos un panorama sobre cómo los usuarios utilizan el sitio fuera de un entorno de prueba. Por ejemplo, si se está probando un sitio de comercio electrónico, en primer lugar pedir a los usuarios encontrar un regalo por menos de $50, a continuación, dejarlos libres y observarlos directamente o de forma remota.

  1. Permitir que los usuarios completen la tarea como quieren.

En una situación real el evaluador no va a estar para guiar paso a paso al usuario, por lo que observar por qué este se desvió o perdió pueden resultar muy fructífero. Lo que se intenta hacer con esta idea es observar y comprender cómo se comportaría un usuario ante una situación que parece que no ha entendido bien o que le ha resultado complicada a primera vista. Debemos “dejarlo ser”, observar su interacción y aprender de ella.

  1. Prueba a la competencia o sitios similares.

Llevar a cabo pruebas sobre sitios que no son el tuyo puede generar muchas ideas para mejorar tu propio sitio respecto a su usabilidad. Lo que podemos hacer aquí es preguntarle al participante si puede indicarte el sitio que es parecido al tuyo y que él utiliza o uno similar en cuanto a la funcionalidad que buscas y que el usuario te muestre cómo los utiliza.

  1. Ocultar el sitio que estás probando.

Así como es clásico que los alumnos de un profesor resulten calificando como buenas las sesiones impartidas por este cuando se les da a llenar una encuesta sobre desempeño del docente pero dicho profesor está presente, de igual forma un usuario tiende a ser menos honesto ante la calificación del sitio web de su empresa.

Puede hacer primero las pruebas sobre la competencia o sitios de funcionalidad similar o señalar que se estará evaluando el sitio web de un competidor directo. De cualquier forma cuanto más tiempo se retrase el que ellos conozcan que trabajan sobre el sitio web de la empresa, sus primeras impresiones y enfoque crítico serán muy beneficiosos.

Criterios para pruebas de usabilidad de sitios web en funcionamiento          

Cuando se lleva a cabo la prueba de usabilidad de un sitio web deben tenerse en cuenta aspectos que quizás no son relevantes para otro tipo de productos. A veces la simple retroalimentación cualitativa no basta para evaluar qué reajustes hay que hacer ya que suele suceder que la practicidad del sitio web puede verse drásticamente modificada con sólo algunas maniobras técnicas, como es el caso de la velocidad de carga.

  1. El éxito de tareas

No hay duda que uno de los objetivos de la prueba de usabilidad es saber cuán fácil es para un visitante concretar una tarea en especial como el caso de encontrar el post más antiguo de un blog o crear una cuenta. Querremos saber la facilidad de aprendizaje, la intuición, la eficiencia, la recuperación de errores y recordación para su uso futuro. Para ello puedes asignar tareas directas y abiertas para analizar la tasa de éxito de cada tarea y luego continuar con la pregunta única de facilidad (una escala de 1 al 7 sobre qué tan fácil resultó realizar la tarea indicada).

  1. Navegabilidad

La búsqueda no debería ser una muleta para la mala navegación. Debemos evaluar los enlaces, llamadas de acción y más recursos que permitan una navegación práctica al usuario. De esta manera podremos analizar sobre la cantidad de clics que se requiere para que el visitante llegue a la información u operación deseada. El ordenamiento de cartas (método para encontrar patrones de cómo los usuarios esperan encontrar agrupado contenido o funcionalidad) y las pruebas de árbol (Método cuantitativo para evaluar estructuras de sitios) pueden resolver estas interrogantes.

  1. UX Design

El confort y la satisfacción del usuario pueden perderse de vista cuando se realizan las pruebas enfocadas en factores cuantitativos. Las respuestas emocionales obtenidas por medio de entrevistas, estudios de diario y otras herramientas similares sirven para dar soporte a una construcción de sitios mucho más que usables, sino además, agradables.

  1. Capacidad de ser leíble

Como se ha reforzado en los últimos tiempos, el contenido es el corazón de un sitio web y por ello es vital el poner cuidado en la legibilidad, comprensión, lenguaje y capacidad de disfrute del contenido. Herramientas como Read-Able, WordsCount y CheckMyColours pueden ayudarnos en la búsqueda de este objetivo.

  1. Accesibilidad

Debe ponerse en consideración temas como la compatibilidad o comportamiento consistente a través de múltiples navegadores así como el uso de herramientas de asistencia a usuarios con discapacidad.

  1. Velocidad

Debemos poner especial atención a aspectos técnicos como el tamaño de los archivos y la calidad del código que podrían impactar sobre la velocidad al momento de usar el sitio y que a su vez afectarían aspectos como la funcionalidad e incluso el rendimiento SEO. Herramientas como Pingdom o Google PageSpeed pueden ayudarnos a probar nuestra velocidad.

Realiza las pruebas y pon atención sobre las áreas que están respondiendo de forma deficiente y donde sea necesario un reajuste o una nueva implementación.


Escribe un comentario