Cómo tratar con tipo de clientes en diseño web

publicado por AQP hosting y dominios el 25 Julio, 2014

tipos de clientes

¿Aplicas la máxima de los negocios sobre aquello que dicen que el cliente siempre tiene la razón? Esto es muy complicado ¿No lo crees?. Si nos sentamos a analizar el origen de ello puede verse un poco más confuso. Todo podría simplificarse en ofrecer a los clientes una experiencia que los haga sentir que realmente le hemos dado una solución.

Cuando se trata de ser un diseñador web y estar al mando de una marca dedicada a esta venta de servicios, se complica. Si eres diseñador web y estás leyendo esto sabes a lo que nos referimos.

Los clientes desean que los servicios sean tan flexibles siempre, mientras que por otro lado suena en nuestra cabeza “El cliente siempre tiene la razón”.

Probablemente seas alguien al que le haya costado conciliar estas cosas. Probablemente hoy seas un hombre de negocios que se ha sabido mover en situaciones en donde el cliente pide que le cambies esto y añadas otro cambio más y otro por aquí y que mejor esto en vez de lo otro, etc.

No sólo está en sus pretensiones. Una cosa con la que hay que lidiar es con las personalidades. Las personas somos tan distintos y nuestros deseos y expectativas sobre el servicio pueden ser tan apasionadas que hay que ser muy fino para tratar con ellos.

Podemos llenar de consejos seguramente este post sobre cómo cerrar tratos porque quizá todo se resuma a un buen contrato. Así que, continuando el sentido del post donde detallábamos 5 problemas cuando se trabaja en diseño web, en este artículo nos centraremos en aquellos tipos de clientes que andan sueltos por las calles con sus necesidades de digitalizar su negocio o empresa y cómo saber tratar con aquellos que son especialmente difíciles.

El cliente Ansioso.

cliente ansioso

Este tipo de clientes exigen total disponibilidad de ti. Siempre tratarán de llamarte a cualquier momento del día preguntando cómo vas y si puedes adelantarle algo.

El problema:

  • Ellos creen que pueden llamarte a cualquier hora. Algo les hacer pensar que tienen exclusividad sobre otras propuestas.
  • Ellos esperan que les digas incluso cuál es su objetivo en el sitio web. Ellos mismos no lo saben.
  • Ellos no creen que requiera mucho trabajo hacer un sitio web.
  • Te están apurando en todo momento.

La solución.

Si te dejas inquietar por su mente ansiosa y sus llamadas constantes y su presión, estás muerto. Vas a hacer su sitio web secándote la frente todo el día. No dejes que te aturdan. Céntrate en hacer un buen trabajo. Si hiciste un contrato donde dejabas en claro los plazos, no hay porque estar sintiéndose presionado por su ansiedad. Recuérdele la claúsula muy amablemente y listo.

El cliente “Tengo una idea ganadora”

idea ganadora

Este tipo de clientes con los que puedes encontrarte, suelen sentir que eres muy afortunado porque te están buscando a ti. Dicen cosas como tengo una idea que va a tumbarse a tal y cual y que atraerán millones de visitas, así que hazme un descuento porque además tu enlace aparecerá en el footer y tendrás tráfico también.

El descuento no puede proceder. Vamos que los descuentos te los puedes reservar para organizaciones sin fines de lucro con causas filantrópicas o algo parecido.

Prueba este enfoque cuando le respondas: ¿Por qué una persona que no tiene ninguna discapacidad y con fines lucrativos debería tener un descuento? ¿Sólo porque su bola de cristal le dice que tiene la más grande y genial idea? Si será tan genial que apueste de verdad ¿no lo crees?

Por otro lado, este tipo de clientes, puede no pedir descuento pero si decirle algo como, te pagaré lo que pides porque confío en que tu trabajo me dará dinero. 

Es una forma elegante de condicionar tu trabajo, pero tu no eres consultor de negocios ¿verdad?. Tú no puedes decirle si lo que plantea en su negocio offline, le va a dar resultados, una página web no es un negocio.

El cliente “No es perfecto pero…”

el-perfeccionista

Este cliente es de aquellos que puede causarte ciertas frustraciones. Tú puedes hacer un buen trabajo y tomarte tu tiempo, sin embargo este tipo de clientes tienen la costumbre de revisar cada letra, cada detalle. Cuando piensas que tu diseño es un gran diseño, ellos lo prueban en las diferentes pantallas, lo revisan con distinto luminosidad de pantalla, oscura y con brillo, con poco contraste, con mucho, en varios  navegadores  y luego se muestran inconformes por cómo se ve en cierta pantalla, ya sea por un detalle menor o porque sencillamente están utilizando una versión de IE muy antigua.

Para estos casos, sólo queda 2 soluciones:

1. Utiliza plantillas o realiza diseños sensibles y que se adapte a distintos anchos de pantalla.

2. En el contrato, asegúrate de que haya una claúsula de que harás esfuerzos razonables por optimizar el sitio web en la gran mayoría de dispositivos más usados.

Las recomendaciones que en este post te hemos dado siempre están enfocadas a aplicarlas con una dosis de amabilidad que nunca debes perder. Ese es nuestro papel cuando tratamos con personas a quien le ofrecemos nuestros servicios.

Nos encantaría saber… ¿Qué otros tipos de clientes has conocido en tu experiencia y el que crees debería tener una mención honrosa aquí?. 


Escribe un comentario