10 tips para que tus visitantes se queden en tu web

permenezcan en la web

Las estadísticas sobre nuestra web nos ayudan a ver cómo la gente nos encuentra, usa, acepta o rechaza nuestro sitio web. El detalle es que esta información refleja el “qué” sucede pero no el “por qué”.

Una investigación más profunda combinada con intuición y buena cantidad de pruebas puede ayudarnos algo más pero los datos siempre tenderán a despersonalizar nuestros esfuerzos de marketing.

Como en el caso del análisis de las visitas, quisiéramos  saber cuántos visitantes son nuevos y cuántos están regresando. Analizamos cómo los visitantes usan nuestro sitio y si se convierten o no, queremos saber dónde y por qué los visitantes se van.

El detalle de este análisis es que tratamos a aquellos que vienen a nuestro sitio web como visitantes en lugar de invitados y, aunque esas dos palabras parecieran similares en significado, son muy diferentes en realidad.

Con el ejemplo de una fiesta nos queda claro que un invitado a ella, nunca será igual a alguien que viene acompañando con ese invitado o a alguien que llega de improviso porque se enteró de ella.

¿Por qué esto nos debería importar? Porque tendemos a tratar a los “visitantes” como sólo eso, la gente que sólo pasa por nuestra web, mientras que en lugar de eso, los deberíamos tratar como invitados, esto con el objetivo de hacer que se queden en tu web.

 Entonces, ¿Qué debo hacer para tratar a mis visitantes como invitados?

 1) Anticípate a su llegada

Una de las mayores diferencias entre un invitado y un visitante es que uno se anticipa a la llegada de un invitado (como en el ejemplo de la fiesta). Puedes ser amable dando la bienvenida a todos pero el visitante no necesariamente te verá en tu mejor faceta porque, claro, no esperabas compañía.

 ¿Y entonces que hago para cambiar esto?

2. Verifica el orden de tu casa

Los problemas de usabilidad a veces están ocultos pues solemos encerrarnos en nuestra burbuja y así se nos hace difícil descubrirlos. Siempre hay algo que se puede mejorar y en cualquier momento, ya que, el hecho de que no lo corrigieras para el último invitado, no significa que debas posponerlo hasta otra campaña o evento especial.

 ¿Cómo lo hago?

  • Utiliza herramientas que te ayuden a corregir problemas de usabilidad y estructura.
  • Corrige los vínculos que no funcionan, las páginas poco accesibles y los formularios que no funcionan.

3. Tomar medidas para satisfacer sus necesidades

Como cuando hacemos cocteles, compramos bocadillos, seleccionamos música y alquilamos luces para los invitados a nuestra fiesta, debemos procurar anticiparnos en satisfacer las necesidades de nuestros visitantes. Elaborar páginas de aterrizaje optimizadas que cubran estas necesidades es una de las mejores prácticas para atender a tus invitados.

¿Cómo lo hago?

  • Creando un contenido apropiado e impactante para satisfacer las necesidades específicas de tus visitantes.
  • Diseñar páginas de aterrizaje perfeccionadas probando alternativas para asegurar que los huéspedes encuentren lo que necesitan.

4. Haz que tus invitados se sientan bienvenidos

Los visitantes no tienen en mente que estés preparado para su llegada, porque, en general, es de esperarse. Pero un invitado siempre debería sentir que estás listo para su llegada. Si puedes hacer sentir eso en tus visitantes, creerán que son tus invitados, alguien especial.

5. Da una cálida bienvenida

 Recibe a un visitante asegurándote que se sienta bienvenido. No lo llenes de propaganda o formularios de inscripción apenas entre, a menos que hayas sido muy específico en tu invitación. En todo caso, siempre dale la oportunidad de sentirse cómodo y le eche un vistazo preliminar.

 ¿Cómo lo hago?

  • Quitar cualquier ventana emergente que salga muy deprisa al ingresar a la página.
  • Mostrar información clara y precisa de que la página en la que se encuentran está acorde a sus deseos y necesidades.

6. Dales un paseo

Un invitado requiere algo de tiempo para echarle un vistazo a la web por primera vez. Sería muy recomendable que puedes ofrecerle un breve pero sustancioso tour por el sitio y tus servicios o productos. Normalmente los invitados empiezan por tu página principal o de inicio para que de allí, con lógicamente los adecuadas enlaces, pueda disponerse a ir en la dirección que elija explorar.

 ¿Cómo lo hago?

  • Tu mapa de navegación debe ser lo más claro y sencillo de comprender.
  • Los vínculos de texto en los párrafos le permitirán al visitante calmar inquietudes mientras se mantiene enganchado al contenido.
  • Facilitar llamadas a la acción para que los visitantes sepan claramente qué pueden hacer a continuación.

7. Busca su comodidad

 Apenas llega un visitante debes procurar que su estancia sea cómoda para que se quede el mayor tiempo posible y eso, se logra creando un sitio en el que nuestro invitado pueda confiar.

¿Cómo lo hago?

  • Muestra señas de confiabilidad como por ejemplo a tu equipo de trabajo y su experiencia profesional.
  • Se claro en indicar los canales de comunicación y las diversas opciones que se tienen para ponerse en contacto contigo.
  • Si puedes incluir breves biografías de tu personal estarás mostrando que trabajas con personas reales y crearás un ambiente familiar con tus visitantes.

 8.  Prevé la visita de retorno

No hay nada mejor que hacer que nuestro invitado regrese, mejor aún si además de concretar una conversión lo hacemos volver por más.

9. Comprométete

Cuando cortas la conversación o no contestas prontamente, es un motivo para que tu invitado piense en dejarte. Mantén la conversación y ten diversas formas de continuar la conversación incluso luego de una conversión o de que haya dejado tu web.

¿Cómo lo hago?

  • Motiva a que se inscriban a tus boletines de noticias sin ser persistente.
  • Crea un producto o servicio para poder obsequiárselos.

10. Motívalos a regresar

No supongas que el invitado regresará, sino más bien invítalo directamente y planifica el gancho para hacerlos regresar.

¿Cómo lo hago?

  • Recuérdeles que te visiten haciendo remarketing.
  • Crea ofertas especiales y descuentos, transmitiéndoselos mediante marketing por correo electrónico.

Estas medidas no son infalibles. Siempre habrán personas que serán visitantes. Pero haciéndolos sentir especiales, podrás convertirlos en seguidores tuyos que volverán una y otra vez.

Tiéndeles una alfombra roja a tus visitantes y que así sientan que son en ese momento la única estrella que estás fotografiando.

Compartelo en tus redes...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *