Cómo desarrollar superpoderes para crear contenido para tu blog

crear contenido para tu blog

Bueno, en estos tiempo hablar de superpoderes para crear contenido, es casi una cuestión no tanto de sentido figurado.

Y aunque haya sonado muy exagerado, la verdad que se trata de desarrollar un cierto ojo, una cierta habilidad para ver posibles temas de contenido en cualquier cosa que veas por allí, ya sea mientras navegas o incluso mientras caminas.

Y a eso nos referimos y de eso vamos a hablar.

De lejos, entrenarse para tener lo que llamamos superpoderes para crear contenido para tu blog, es la habilidad más importante que puedes tener como creador de contenido. Tener ello significa desarrollar la capacidad de ver el contenido en todas partes.

Por ejemplo, cuando estas leyendo algo, viendo un video, escuchando un podcast o asistiendo a una presentación, tus superpoderes le van revelando a tu mente una buena cantidad de ideas para posibles contenidos, incluso no necesariamente textuales.

Casi cualquier contenido puede ser una fuente de nuevas ideas, incluso si no se relaciona directamente con mis áreas temáticas habituales.

 

Cuando estés viendo un contenido, busca las siguientes oportunidades:

  1. Pregunta todas las cosas. Cuestionar lo que estás consumiendo es algo bueno en general. Puede evitar que te engañes o engañen, y te ayuda a aprender. Pero también puede estimular muchas nuevas ideas de contenido. Mientras lees, pregunta por qué es eso así? ¿Cómo sabe el autor? ¿Qué está quedando suelto? Escribe esas preguntas y luego exploralas para desarrollar nuevo contenido.
  2. Activa tu radar de preguntas. No solo tus propias preguntas, sino las de los demás, pueden ser excelentes fuentes de ideas de contenido. A menudo verás en los comentarios debajo de una publicación algunas preguntas de otros lectores que tampoco reciben respuesta o son contestadas de manera incorrecta o inadecuada. Si conoces la respuesta (o puedo investigar para encontrarla), en lugar de contestar el comentario en la publicación, anótalo como algo que debes escribir. En la mayoría de los casos, si una persona tiene una pregunta, muchas la tienen, y podrías terminar escribiendo un artículo de autoridad al que se hace referencia a todas esas personas.
  3. Conviértete en un diagrama de Venn. ¿Sabes lo que es un diagrama de Venn? Incluso si no lo haces, estoy seguro de que has visto uno. Un diagrama de Venn muestra dos o más círculos, y cada círculo representa un conjunto de cosas. Los dos conjuntos suelen ser completamente diferentes, pero hay algunos miembros que pertenecen a cada conjunto. Estos miembros comunes están representados en el área donde se cruzan los círculos.

La mayoría de los instructores de Karate no son fanáticos de la película “Loco por Mery”, y la mayoría de los devotos de “Loco por Mery” no dan clases de Karate (supongamos). Pero, inevitablemente, algunas personas están en ambos conjuntos y caen en la intersección sombreada de los dos círculos.

¿Qué tiene eso que ver con las ideas de contenido? Busca la intersección de Venn entre dos o más temas o piezas de contenido, y escribe al respecto. En otras palabras, busca la superposición entre los dos. Por ejemplo, si descubriste que hay profesores de Karate que están locos por la película “Loco por Mery“, podrías escribir un artículo sobre algo así como “Por qué estos instructores de Karate adoran el espíritu de Loco por Mery”.

Pero las intersecciones de Venn no son la única veta de ideas en la mina de múltiples piezas de contenido. También busca las cosas que contrasten entre los dos o más grupos, o incluso las contradicciones directas (“Los fanáticos de Loco por Mery convierten en maestros de Karate terribles: aquí está el por qué”).

¿Cuál es tu estrategia para crear contenido?

Compartelo en tus redes...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *