2014: El blogging moderno frente al viejo blogging

Una mirada hacia algunos años atrás sería interesante ahora que estamos pisando ya la alfombra roja hacia el nuevo palacio en cuyas puertas tus metas y objetivos quedan colgados esperando a que alguna vez entren. El 2014  nos espera con lineamientos y tendencias, algunas de las cuales hemos referido en este post sobre diseño web anteriormente. Veamos ahora respecto al Blogging moderno, como ha cambiado desde el 2012. Apenas 2 años y estamos hablando ya de las viejas prácticas de blogging.

El viejo blogging

El enfoque de los bloggers en aquella vieja época, consistía en observar a Google. ¿Qué funciona? ¿Que se puede hacer para alcanzar ese objetivo que demanda Google? ¿Cuál es el truco para posicionar mejor? Casi eran científicos descubriendo cómo está constituido y cómo funciona ese nuevo organismo.

Entonces observaban que posteando más cantidad posicionaban más rápido. Posteamos 2 y 3 veces diarias y ¡¡¡Cómo subimos en las SERPs!!! Podemos hacerlo aún mejor. Y empezaron a aparecer las ofertas de trabajo para redactores de a 2 dólares el post de 400 palabras.

¡¡Vamos a posicionar más rápido este otro blog que acabo de crear!! ¿El tema? No importaba ser experto si podemos recurrir a páginas en inglés y traducirlas. Tan solo tenemos que ver que temas son más demandados. Hablemos de negocios, de cine, etc. Contratamos a alguien y que escriba 5 o 6 artículos diarios.

Entonces solo me froto las manos antes de que Google Analitycs me diga cuanto estoy subiendo. Y aunque algunas veces no tenga los resultados esperados había un crecimiento y eso era suficiente para comprobar que funcionaba.

Y mientras pasaba el tiempo, la época iba muriendo. Google hacía cambios lanzando a Panda y a un Pingüino y daba fin a una era dorada del blogging que ya no sería el mismo desde entonces.

El blogging en el 2014

Vemos cómo hoy es mejor ser un experto en el tema. O por lo menos un estudioso y autodidacta aplicado. Cómo es mejor centrarse en la calidad que en la cantidad aunque también funcione la cantidad para posicionar más rápido, no es lo más importante como antes. Google lo ha logrado. Nos ha empujado a ser más honestos. Nos ha quitado el espacio para las truquitos y ha hecho que nos centremos en nuestro público y desarrollemos aún más una intuición que, también parece innecesaria debido a la abundancia de herramientas para extraer datos, sobre qué y cómo presentar el contenido demandado por el target, nos centramos en sus necesidades y ya no tanto en Google.

Un colibrí aparece aleteando sobre nuestros blogs como si no le importase observarlos sino picotear más en los datos que deja la gente y los que existe en la web. Más razones para centrarnos en el público y en las palabras clave de cola larga.

Con este panorama las prácticas que podrían ser afinadas para el 2014  son:

Un sitio web de alto rendimiento:

Lo que se traduce en una carga rápida. En menos de 3 segundos la página debe estar frente a nuestro visitante, listo para ofrecer la información que estaba buscando.

Información clara y abundante de fácil y fluida comprensión:

Lo que se traduce en un post de no menos de 800 palabras, aunque lo ideal sería 1000 a más. Simple y fácil de entender aunque también con una alta dosis de honestidad y ritmo coloquial. Algo como “Cuéntale a la gente y deja de ser tan formal”.

Apoyarse en los vídeos no es una opción. En el 2014 la tendencia del video contenido está en camino a consolidarse. La mayoría de tus post deberían contar con esta forma de añadir valor.

Pocos plugins en WordPress:

WordPress es una excelente plataforma y aunque haya más opciones es la más utilizada. Así que, si usas este CMS lo mejor es no cargarlo con tantos plugins. Una recomendación sería tener una buena plantilla completa y añadirle quizá de 2 a 3 plugins como máximo.

Alojamiento web de alta calidad.

El blogging se podía hacer con hosting gratuitos pero cada vez es más importante ser independientes de plataformas que al ser gratuitas no tiene  obligación de darte una explicación por los cambios en sus políticas de uso o incluso de privacidad en los que tanto fluctúa Google hoy y con mayor razón otras plataformas.

Un servicio de hosting con un dominio propio se hizo importante en el 2013 y lo será aún más en el 2014 ya que la personalización de la experiencia y cada vez buscar nichos en lugar de irse a la cola de un mercado será lo determinante para un emprendimiento online o para el ejercicio apasionado del blogging.

Comprar un plan básico para empezar y fijarse en el crecimiento y mudarse a un plan superior e ir escalando según sean las necesidades.

Si se trata de una web corporativa, elimina pestañas innecesarias y añade una:

Si eres desarrollador, convence a tus clientes que las pestañas de “políticas” o la de “términos y condiciones” no deben ocupar una página dentro del sitio.

La pestaña a añadir es la de Blog. Según sea el caso, naturaleza del negocio o estrategia de marketing creemos que un blog se hace cada vez más, indispensable para muchos sectores.

La retroalmentación de canales de comunicación:

Lo que se traduce en contar con perfiles o páginas en redes sociales estratégicamente escogidas y construir un ciclo natural de información. Consigue backlinks. Por lo menos 3. Reconoce todas las fuentes tanto en imágenes como en citas y referencias de las que te has valido para generar el contenido.

Refiere a 2 fuentes por lo menos en cada post para que la visita pueda encontrar más información. Enlaces internos de 2 o más.

Se dice 100 años en el mundo real equivale a 10 en el mundo digital. Esta idea ilustra tanto sobre como el mundo en la web cambia a unos pasos agigantados. Del viejo Blogging solo quedan rezagos y una pizca de nostalgia. A suspirar por un  instante y seguir adelante  este nuevo año.

Falta apenas unas horas y nos acercamos a las puertas del 2014…

¿Qué te has propuesto alcanzar? ¿ Qué consideras que forma parte del blogging de hoy y qué crees que fue digno de resaltar en el viejo blogging?

Compartelo en tus redes...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *